Gimnasta estadounidense se retira de los JJOO para cuidar su salud mental

A pesar de clasificar a las seis finales de la gimnasia olímpica, Simone Biles, de 24, no estaba rindiendo al nivel que se esperaba de ella. Posterior a su abrupto retiro de la competencia por equipos, reveló que, en parte, esa presión fue la que gatilló la decisión.

La máxima figura mundial de la gimnasia artística, se retiró este martes de la final de la competencia por equipos de los Juegos Olímpicos de Tokio, para luego confirmar su decisión en las finales individuales del all-around. Posterior al anuncio, se viralizó en redes sociales un video en cual se le podía oír diciéndole a su entrenadora «no me puedo subir allí», refiriéndose a la lona de la competencia de piso. Luego de que su equipo perdiera la medalla de oro frente al combinado ruso, la atleta explicó las razones que la llevaron a tomar esa decisión. «Hay que priorizar la salud mental. En caso contrario no vas a disfrutar el deporte y no vas a tener éxito. «No pasa nada por dejar pasar una competición para cuidarte, eso demuestra lo fuerte y competitiva que eres», aseveró.

La polémica determinación de la gimnasta causó revuelo en el mundo del deporte y continúa poniendo sobre la mesa la discusión sobre la salud mental en el deporte de alto rendimiento, donde muchos exponentes de distintas disciplinas le han manifestado su apoyo, aunque también hay quienes critican su decisión.

Uno de los que se mostró disconforme con el actuar de la estadounidense fue Novak Djokovic, tenista número 1 del ránking ATP y favorito para llevarse la medalla de oro en estos JJOO, quien manifestó que “Para esperar llegar a la cima de un deporte, tienes que aprender a gestionar la presión”. A eso añadió que “La presión es un privilegio. Sin ella no hay deporte profesional”. De todas forma, cabe recordar que Naomi Osaka, tenista que se retiró de Roland Garros en situaciones similares, señaló a «Nole» como uno de los profesionales que más apoyo le brindó en su momento.

Por otro lado, la joven de 24 años se mostró conmovida por la cantidad de apoyo recibida, más allá de enfocarse en quienes la han criticado. La gimnasta escribió en Twitter que «el torrente de amor y de apoyo que he recibido me ha hecho darme cuenta de que soy más que mis resultados y mi gimnasia, lo que nunca creí antes de verdad”.

Entre los deportistas que han demostrado su empatía con Biles se encuentra el ex futbolista brasileño Adriano, quien tuvo una carrera ingrata al no cumplir las expectativas que el mundo tenía de él. «Sé exactamente por lo que estás pasando, no dejes que te crucifiquen. ¡Se feliz y cuida tu cabeza! Pasé por eso y hasta el día de hoy me cuestionan», dijo el ex delantero del Inter de Milán.

Este caso será sin dudas uno de los emblemas de la discusión que vendrá en el mundo del deporte de alto rendimiento sobre salud mental y presión psicológica.

Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *